Foro en Alemania analizó el cambio climático y la agricultura orgánica

EN FEBRERO 2015, PROFESIONALES DE HIVOS, FIBL, SOIL & MORE Y CEDECO PARTICIPARON EN EL FORO DE LA BIOFACH EN NUREMBERG, ALEMANIA SOBRE CAMBIO CLIMÁTICO Y AGRICULTURA ORGÁNICA.

El sector agrícola y otros usos del suelo son responsables del 24% de las emisiones de gases efecto invernadero (GEI). A pesar de la deforestación (cambio de uso de la tierra) las fuentes principales de estas emisiones son el CH4 del ganado y N20 por el uso de fertilizantes químicos. La transformación del estiércol y el uso de fertilizantes biológicos pueden reducir significativamente las emisiones de GEI. Los suelos tienen también la capacidad de absorción de gases de efecto invernadero, como lo hacen los árboles, así que la vinculación de estas y otras prácticas que reducen las emisiones, puede contribuir a mitigar el cambio climático.

Oportunidades surgen a partir de la implementación de técnicas “sostenibles” que reduzcan las emisiones y al mismo tiempo apoyen el negocio. Una mejor conservación de los suelos puede aumentar la productividad y los ingresos también. Los casos de Kenia e Indonesia aplicando bio-suspensión, y en Guatemala y Nicaragua con uso de otros bio-insumos locales, ha mostrado resultados positivos en la reducción de las emisiones e incrementa el rendimiento por hectárea.

Otro desafío relevante es lograr adaptarse al cambio climático. La agricultura, en general, es muy vulnerable a las temperaturas extremas, las sequías, la precipitación y el viento, etc. En este sentido, el control de enfermedades, variedades de semillas, control de riego, rotación y diversificación son fundamentales. Una vez más, la aplicación de técnicas de adaptación debe resultar en un buen negocio para los productores; por ejemplo, la inversión en fábricas con bio-insumos puede contribuir a la gestión del suelo y al mismo tiempo diversificar los ingresos y crear puestos de trabajo locales. La diversificación y rotación, por ejemplo, la combinación de las abejas en el cultivo del café es otra manera de estabilizar los ingresos e incentivos externos positivos.

Tanto la adaptación y la mitigación deben ser visto desde la lente de género. La evidencia muestra cómo la transición a la agricultura orgánica puede mitigar significativamente las GEI y adaptarse al cambio climático. Junto con la Fundación, Gold Standard estos casos fueron apoyados para la elaboración de un marco que permita que una carbono financiación sea un actor en este tema. La pregunta sigue siendo: ¿están los productores interesados en la financiación del carbono, o para ellos son más importantes otros aspectos (control de enfermedades, productividad, etc)?. El escenario que cambiará el juego llegará cuando el productor incremente sus capacidades para que puedan tomar decisiones basadas en su contexto. El cambio climático es una amenaza, pero también muestra una ventana de oportunidades.